• COCEF

Deportistas y tributación de los derechos de imagen

Actualizado: ene 31

La actividad de los deportistas fuera de lo estrictamente competitivo es tan frenética como sus carreras deportivas. Los derechos de imagen de los deportistas reúnen a empresas e instituciones que explotan la marca de los protagonistas. Pero, ¿Qué son exactamente los derechos de imagen? ¿Por qué se crean sociedades para gestionarlos? ¿Quiénes han sido investigados por fraude?



Parte del salario

En el fútbol, cuando un jugador firma un contrato con un club, acuerda una porción de su salario que cobrará por concepto de cesión de los derechos de imagen. El jugador cede parte de su marca personal para que su club la utilice en campañas de publicidad y recibe un dinero por la explotación que se hace de su imagen.


Además de esa parte que se cede al propietario de sus derechos deportivos, el jugador tiene derecho a explotar parte de su imagen por su propia cuenta. Esto hace que los jugadores puedan, sin vínculo con su club, gestionar y acordar negociaciones con marcas y patrocinios de marca personal. Un ejemplo de ello son los acuerdos con marcas de ropa deportiva como Nike y Adidas.



¿Qué esta pasando en España?

El mundo del fútbol se encuentran en el punto de mira de la Hacienda Pública española. En los últimos años se han dado a conocer múltiples casos en los que conocidos y mediáticos futbolistas se encuentran investigados por la Hacienda Pública a cuenta de la tributación de los derechos de imagen o de la calificación de las rentas obtenidas por la explotación de los mismos.


En España, la Ley de 1996 establece que el 85% de los ingresos deportistas debe tributar al 47%, es decir, casi la mitad de lo percibido. Pero permite que hasta un 15% en concepto de derechos de imagen tribute con un tipo menor, un 28%. Si un jugador cobra 10 millones de euros anuales, 8.5 millones los tributará al 47% y 1.5 millones restante al 28%. El interés de los profesionales en ceder su imagen a una empresa radica en que dejan de tributar por su marca con concepto de Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y pasan a hacerlo mediante el Impuesto de Sociedad de la empresa, a un tipo impositivo menor. Y eso sin entrar en el origen de tales empresas.


Para la Agencia Tributaria, los deportistas que residan en España deben tributar en este país todos sus ingresos, incluidos los que perciban en concepto de derechos de imagen. Para ello, deben dar a conocer esos ingresos a Hacienda mediante la declaración del IRPF. Como se ha podido comprobar en varias sentencias por fraude fiscal a deportistas, la ocultación de esos ingresos al país de residencia y la cesión de su imagen a empresas con baja tributación (paraísos fiscales) conllevan un delito a las arcas públicas, que dejan de percibir anualmente millones de euros. Los deportistas condenados cedían su imagen a empresas sin actividad real, creadas 'ex profeso' para evadir impuestos.



Los grandes casos de fiscalización a deportistas en España

Caso Leo Messi

El astro argentino y su padre fueron condenados el pasado verano a 21 meses de cárcel por fraude fiscal. El jugador del FC Barcelona es culpable de defraudar 4,1 millones de euros a Hacienda entre 2007 y 2009, por no tributar en España 10,1 millones en concepto de derechos de imagen. Gestionaba su marca a través de sociedades radicadas en Uruguay y Belice.


Caso Neymar

El astro brasileño del PSG omitió igualmente el pago de los impuestos correspondientes a sus contratos tanto en el Barcelona como en el Santos (su anterior club), además de en su acuerdo con Nike.


Caso Cristiano Ronaldo

CR7 esta en el punto de mira a partir de la investigación de la hacienda pública española. El portugués usó tres sociedades en las Islas Vírgenes Británicas (paraíso fiscal caribeño) para cobrar sus ingresos publicitarios. Sus derechos de imagen generaron casi 150 millones de euros en publicidad y, gracias a la opacidad de su estructura, en un principio sólo pagó directamente al fisco español 5,6 millones por ello, menos del 4% del total.


Caso Falcao

La Fiscalía, que actuó con base en una denuncia del fisco español, acusa a Falcao de dos delitos contra la Hacienda Pública durante los ejercicios 2012 y 2013 que alcanzaban más de 5.6 millones de euros.

Según la denuncia, en agosto de 2011, dos días después de firmar su contrato con el Atlético de Madrid, el jugador colombiano suscribió un contrato por el que simulaba la cesión de sus derechos de imagen a la sociedad Fardeys Overseas S.A, domiciliada en las Islas Vírgenes Británicas.


Caso Xavi Alonso

El futbolista español ha sido acusado por la Fiscalía de llevar sus derechos de imagen a Madeira (Portugal), aunque el caso sigue tramitándose y el entorno del jugador lo niega.


Caso Javier Mascherano

El ex futbolistas del Barcelona admitió en 2015 haber ocultado durante dos años sus derechos de imagen en Madeira y Miami.

0 vistas

© 2020 COCEF - Colegio Colombiano de Entrenadores de Fútbol.
Todos los derechos reservados. 

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono LinkedIn